Pepito y las frutas

Había una vez un niño que se llamaba Pepito, a él le gustaba ir a la Escuela.

Su prima Maryuri le decía que era bueno comer frutas y vegetales.

Una mañana Pepito le preguntó a su mamá Griselda: ¡mamá, mamá! ¿Es cierto que es bueno comer frutas?

Su mamá respondió: si, ¿por qué me lo preguntas?

Pepito respondió: es que mi prima Maryuri me lo dijo. Mamá Griselda le dijo: ¡tiene razón tu prima!, es bueno comer frutas porque tienen vitaminas y minerales.

Pepito preguntó: ¿Y por qué tú me aliñas la comida chatarra que hay en las ventas?

Mamá Griselda le respondió: porque casi no tengo tiempo para ir a comprar frutas, pero te prometo apurarme en mis que hacerles y ya no darte tanta comida chatarra.

Al día siguiente, Pepito estaba muy alegre porque su mamá le consiguió muchas manzanas y naranjas.

Entonces él las llevó y compartió con sus demás compañeros.